Bitcoin ​ (símbolo: BitcoinSign.svg ; código: BTC, XBT) [4] ​ es un protocolo y red P2P que se utiliza como criptomoneda, sistema de pago [5] ​ y mercancía.​​ Su unidad de cuenta nativa se denomina bitcóin .​ Esas unidades son las que sirven para contabilizar y transferir valor por lo que se clasifican como moneda digital.​ Concebida en 2009, [6] ​ se desconoce la identidad última de su creador o creadores, apareciendo con el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Se sustenta en la tecnología de « cadena de bloques », difícilmente falsificable y semejante a un gran libro contable, público y distribuido, en el que queda reflejado el histórico de todas las transacciones.​

Bitcoin se caracteriza por ser descentralizado, es decir, no está respaldado por ningún gobierno o banco central [7] ​​ y «carece de seguridad jurídica».​ Utiliza un sistema de prueba de trabajo para impedir el doble gasto (que un mismo bitcoin sea utilizado varias veces) y alcanzar el consenso entre todos los nodos que integran la red intercambiando información sobre una red no confiable y potencialmente comprometida (resuelve el problema de los generales bizantinos).​ Las transacciones no necesitan de intermediarios y el protocolo es código abierto.

Bitcoin, y en general las criptomonedas, son un proyecto innovador en constante evolución y cambio. Existe un cierto consenso en el potencial de la criptomoneda o dinero digital, augurando un futuro en el que estas pasarán a constituirse en un sistema de intercambio universal. Su tecnología, blockchain , puede resolver los problemas de seguridad que suponen los intercambios descentralizados entre iguales, pudiendo ser de aplicación en muy diversos campos. [2] ​ No obstante, las actuales criptomonedas, el bitcoin entre ellas, suelen compararse por algunos autores con planteamientos semejantes al esquema Ponzi aunque los mismos informes aclaran que existen fuertes diferencias entre un esquema Ponzi con la tecnología y los procesos que respaldan al bitcoin. [8] [9]

El carácter de Bitcoin es altamente especulativo, desregulado, por lo que escapa a cualquier control fuera del propio sistema Bitcoin, estando su futuro en entredicho (diciembre 2017). Algunos economistas le atribuyen un valor cero, con signos de haber sobrepasado los umbrales que lo llevarían al desplome, aunque generalmente estas opiniones no corresponden a expertos en la tecnología. Sin embargo, si el planteamiento de estos economistas fuera correcto, al no estar respaldado por ningún bien tangible, gobierno, entidad financiera o económica, y si la tecnología no lograra respaldarlo, sus poseedores se encontrarían indefensos ante la bajada de precio. [10] [11]

Historia

Cronología

Desde la década de 1970, la utilización de firmas digitales basadas en criptografía de clave pública ha proporcionado un fuerte control de propiedad. [12] ​​ Sobre la base de la criptografía de clave pública, en 1998 Wei Dai describe b-Money, [13] ​ una solución descentralizada al problema de pagos electrónicos. Posteriormente, Nick Szabo y Hal Finney extienden y complementan el trabajo de Wei Dai.

En 2008, Satoshi Nakamoto publicó un artículo en la lista de criptografía de metzdowd.com donde describe el protocolo Bitcoin. [12] [14] [16]

El 3 de enero de 2009, la red P2P de Bitcoin entra en funcionamiento con la publicación del primer programa cliente, de código abierto, y la creación de los primeros bitcoines. [17] ​ Hasta la invención de Bitcoin era obligado que todos los pagos en el comercio electrónico se canalizaran a través de entidades centralizadas de confianza, [18] ​ generalmente bancos y otras empresas financieras, que gestionaban el seguimiento de todas las transacciones.

Economía

Image
Tipo de cambio BTC- USD desde su creación [3]

Adopción

Varias empresas y pequeños negocios aceptan bitcoines como medio de pago [3] ​ para servicios de todo tipo, como telefonía, alojamiento de webs, tarjetas regalo, asesoría legal, turismo, y otros. Su ámbito internacional y el hecho de que los usuarios pueden comerciar con un cierto anonimato, ha hecho posible que se abra paso en sectores cada vez más regulados, como apuestas en línea y partidas de póker. [3]

Las multinacionales Microsoft, [3] Dell, [3] Time Inc. [3] ​ y Dish Network [3] ​ permiten el pago con bitcoines, así como Virgin Galactic [3] [3] ​ y Reddit, [3] ​ entre otros. Paypal anunció en septiembre de 2014 que ha comenzado a preparar su sistema para aceptarlos. [30]

En el año 2011, Wikileaks solicitó apoyos en bitcoines [31] ​ tras el bloqueo orquestado por los procesadores de pago electrónico Visa, MasterCard y PayPal. Asimismo, varias organizaciones, como la Fundación Wikimedia, [32] Fundación Mozilla, [33] Internet Archive, [34] Free Software Foundation, [35] Freenet, [37] Electronic Frontier Foundation [38] ​ y otras más, aceptan actualmente donaciones en bitcoines.

Los intercambios a divisas nacionales se llevan a cabo a través de oficinas por Internet,​ persona a persona [39] ​ y en cajeros automáticos especializados. [4] [4] [4] [4]

En octubre de 2013, el bitcóin perdió más de un 25 % de su valor al ser cerrada por el FBI la web Silk Road, mercado negro en línea de tráfico de drogas que utilizaba esta moneda como medio de pago. [4]

El 27 de noviembre de 2013, el bitcóin superó el umbral de los 1000 dólares por primera vez, acumulando un incremento de 4000 % desde el comienzo de dicho año. [4] ​ Este hecho fue posible, en parte, debido al análisis y a la respuesta ofrecida por el Senado de los Estados Unidos. [4]

En diciembre de 2013, la empresa de capital riesgo Andreessen Horowitz anunció que había invertido un total de 25 millones de dólares en el procesador de pagos Coinbase. Asimismo, Li Ka-Shing entró a formar parte del accionariado de Bitpay a través de Horizons Ventures.

En enero de 2015, la empresa emergente española Bit2Me fue el primer servicio en el mundo que permitió cambiar bitcoines a euros utilizando más de 10 000 cajeros de la infraestructura existente en España. [ cita requerida ]

En marzo de 2015, el gobierno del Reino Unido hizo públicos los beneficios y riesgos de las monedas digitales, así como los pasos por seguir para asentar una posición oficial respecto a su uso. [4]

En junio de 2017, el estándar Unicode añadió el punto de código U+20BF como representación del símbolo de Bitcoin. [4]

En diciembre de 2016, Blockchain informó que había superado los 10 000 000 de carteras Bitcoin en su servicio MyWallet, [4] ​ mientras que Coinbase alcanzaba 5 200 000 usuarios, 11 400 000 carteras y 45 000 comerciantes, [5] ​ mientras Bitpay aceptaba más de 60 000 comerciantes a través de su plataforma. [5]

En junio de 2018, el precio de un bitcoin ronda los 5500 euros, [5] ​ por lo que teniendo en cuenta el número total de bitcoines minados, la base monetaria del sistema supera los 90 000 millones de euros.​

La criptomoneda ha dado el salto desde el ciberespacio a comercios ubicados en distintas ciudades del mundo (Nueva York, Londres). En España, varios comerciantes y usuarios de Bitcoin han acordado su utilización en diversos establecimientos de la calle Serrano de Madrid. También en Barcelona están desarrollando una estrategia similar para ubicar distintas tiendas donde se pueden usar los bitcoines en la zona de la Ciutat Vella. [5]

Diferencias con las monedas nacionales

Image
Oferta total de bitcoines en el tiempo.

Actualmente, casi la totalidad de las divisas nacionales, como el euro o el dólar, son dinero fiduciario. Es decir, los bancos centrales emiten moneda mediante la creación de deuda [5] ​ que se multiplica a través de los bancos comerciales y el sistema de reserva fraccionaria. El bitcoin, también con carácter fiduciario, utiliza un sistema de prueba de trabajo para simular el minado de materias primas. [55]

Sin un valor intrínseco tanto el bitcoin como el papel moneda, a favor de este último juega el respaldo de gobiernos y bancos centrales, en tanto que el bitcoin carece de ese respaldo y su funcionamiento (solo se puede salir y recuperar los fondos si otros usuarios están dispuestos a comprarlos) se asemejaría a un esquema Ponzi o estafa piramidal en la que se recupera lo invertido cuando se aportan nuevos fondos al sistema. [5]

Otro problema recurrente es si Bitcoin funciona como un esquema Ponzi o no. Los usuarios ingresan al sistema comprando Bitcoins [ sic ] contra monedas reales, pero solo pueden salir y recuperar sus fondos si otros usuarios desean comprar sus Bitcoins, es decir, si los nuevos participantes desean unirse al sistema. Para muchas personas, esto es característico de un esquema Ponzi

Banco Central Europeo

Por el hecho de que el precio de los bitcoines se acerca al coste marginal de producción, [56] ​ además de que no están sujetos a shocks de oferta en el sentido tradicional de término y que su escasez no es «natural» sino generada a través de un algoritmo matemático, el economista George Selgin califica a Bitcoin como materia prima sintética. [56]

Sus seguidores consideran que los bitcoines poseerían todas las características necesarias para ser considerado dinero. [5] ​ Es escaso, altamente divisible (hasta ocho decimales), denso en valor (una dirección puede contener millones de euros), fácil de almacenar y de transportar, durable, homogéneo (cada unidad está valorada de la misma forma), inmediatamente reconocible con el software adecuado y resistente a falsificaciones. Asimismo, la posesión de la clave privada es control. Las claves privadas pueden guardarse en una cartera electrónica o generarse a partir de una frase más o menos larga, que es suficiente con memorizarla. [58] ​ Esta última característica, aunada al hecho de que la dirección Bitcoin es un seudónimo y no refleja la identidad real de su propietario, hace que los bitcoines sean difíciles de confiscar [59] ​ o de contener mediante control de capitales.

La base monetaria se comporta cada cuatro años como una serie geométrica de razón 1/2, que en el largo plazo se aproxima, pero nunca alcanza, los 21 millones de bitcoines.​

Integración con el sistema financiero tradicional

Entre los años 2010 y 2011 se comenzaron a crear casas de cambio que permitían la compraventa de bitcoines a través de transferencias bancarias. A estas siguieron los procesadores de pago que hacían posible a los negocios aceptar bitcoines mientras que simultáneamente los comerciantes cobraban el importe de las ventas directamente en sus cuentas bancarias en la moneda de curso legal de su país.

En 2015 comienza la incorporación de vehículos financieros que permiten la compraventa de bitcoines por instituciones de inversión colectiva. En mayo de 2015 se instaura el Bitcoin Investment Trust () en el OTCQX Best Marketplace , el cual se convierte en el primer vehículo de inversión en el mercado OTC de los Estados Unidos, [61] ​ permitiendo a los inversores cumplir las regulaciones financieras [62] ​ y al mismo tiempo replicar el movimiento del precio del bitcoin, evitando el riesgo de la compra directa del subyacente y su almacenamiento seguro. Ese mismo mes se lanzó el ETN Bitcoin Tracker One , con sede en Suecia, disponible en 179 países desde Interactive Brokers [63] ​ y accesible también desde los terminales Bloomberg a través del ticker. [64]

En mayo de 2015, la casa de cambio itBit anunció que había creado la itBit Trust Company a partir de la concesión de una escritura de constitución como empresa de cambio de divisas por el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (NYDFS) y regulada por las leyes bancarias del estado de Nueva York. Se convertía así en la primera casa de cambio de bitcoines en plena conformidad con la ley de Nueva York y la ley federal, proporcionando también protección a través del FDIC para los depósitos en dólares. [65] [66]

En junio de 2015, la empresa Overstock lanza el primer bono en la cadena de bloques de Bitcoin por un valor total de 500 000 dólares. [67] ​ En octubre de 2015, un hedge fund tomó prestado acciones de los 30 valores que forman parte del Dow Jones mediante un contrato en la cadena de bloques de Bitcoin. [68] ​ En diciembre de 2015, la SEC aprobó el plan de Overstock de emitir acciones de la empresa en la cadena de bloques de Bitcoin [69] ​ y finalmente estas se comenzaron a emitir en diciembre de 2016. [70]

En abril de 2016, la Financial Conduct Authority del Reino Unido concede una licencia de dinero electrónico a la empresa Circle. Esta licencia es la primera que se otorga a una compañía de Bitcoin y es válida en toda la Unión Europea. La alianza con Barclays permite a Circle utilizar las cuentas bancarias de sus clientes y el resto de la infraestructura del banco para que por primera vez cualquier cliente en los Estados Unidos o Reino Unido pueda enviar dólares o libras esterlinas instantáneamente y sin comisiones. [71] [72]

En diciembre de 2016, se aprueba en los Estados Unidos el primer fondo de pensiones que invierte en bitcoines; permite desgravaciones fiscales y está avalada por el Internal Revenue Service. [73]

En diciembre de 2017, el Chicago Board Options Exchange y el Chicago Mercantile Exchange comenzaron la comercialización de futuros sobre bitcoines según la regulación aplicada por la Commodity Futures Trading Commission. [74]

Legislación

En septiembre de 2012 se creó la fundación Bitcoin Foundation , una organización sin ánimo de lucro, a semejanza de otras como la Apache Software Foundation o la Linux Foundation, para estandarizar, proteger y promover el bitcoin, [75] [77] ​ y mantenerlo fiel a sus principios fundamentales: una economía que no dependa de la política, abierta e independiente.​

A mediados de 2013, se empezó a definir en algunos países la situación legal de Bitcoin y de los agentes de cambio que se utilizan para intercambiarlo por otras monedas. [78]

En los Estados Unidos, la Financial Crimes Enforcement Network (FinCEN), que es una agencia del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, requiere que las casas de cambio que permiten el comercio de bitcoines por monedas nacionales, cumplan las regulaciones contra el lavado de dinero. [80] [82] ​ Esto implica registrar la información personal de sus clientes de la misma forma que lo hacen las instituciones financieras tradicionales. Los usuarios de bitcoin están fuera del alcance de la FinCEN, y no necesitan registrarse ni mantener contabilidad de sus actividades para esta agencia. [80] [82]

En Alemania, la inversión en bitcoines tiene un trato similar al de otros activos como el oro. [83] ​ Su venta está libre de impuestos si se mantienen al menos durante un año. [84] [83] ​ En caso contrario, se grava a un tipo fijo del 25 %, con los primeros 600 euros exentos de tributación. [84] [83]

La aplicación del IVA a las ventas de bitcoines es un tema en evolución en la Unión Europea con notables diferencias entre países. A inicios del 2015 en España se determinó que la venta de bitcoines está exenta del IVA. [86] ​ En Suecia en cambio han tomado la decisión de referir a la Unión Europea a los efectos de dirimir el tema. [87] ​ Posteriormente en Europa, a finales de octubre de 2015, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), declaró la compra-venta de bitcoines exenta del pago de IVA, equiparando así su comercio al de otros mercados de divisas. [88]

El 4 de septiembre de 2017 el Banco Popular de China prohibió que las empresas del país colocasen criptodivisas como método para financiarse, la noticia provocó una fuerte bajada de su cotización. [89]

Controversia

Las críticas a Bitcoin se fundamentan en dos aspectos. Por un lado, las repercusiones que puede tener sobre los propios usuarios de la moneda; por otro, las repercusiones sobre la sociedad en su conjunto, por su potencial de transformar las relaciones entre los ciudadanos. Una tercera escuela deduce bitcoin las características autorizadas del dinero. por ejemplo, bitcoin y criptomonedas no cumplen con el requisito de las dos escuelas gobernantes para el origen y la naturaleza del dinero, valor intrínseco después de la escuela ortodoxa y aceptación del estado de la escuela heterodoxa. [6]

Los usuarios actuales de Bitcoin podrían sufrir pérdidas patrimoniales en el caso de una disminución de su uso por el menoscabo de la confianza en el protocolo o la moneda, por la volatilidad del tipo de cambio, por la pérdida irreversible de fondos debido a robos en las casas de intercambio, errores en el software , virus informáticos, ataques de denegación de servicio, etc.

Los defensores de Bitcoin argumentan que ninguna organización ni individuo puede controlar Bitcoin y la red permanece segura aunque no se pueda confiar en todos sus usuarios. En cualquier caso, las firmas de seguridad advierten ante la posibilidad de robo del código a cualquier usuario o los ataques informáticos contra las casas de cambio. Los piratas informáticos diseñan programas para ese robo. Los analistas de Kaspersky divulgaron la identificación del troyano CryptoShuffler, por ejemplo, diseñado para cambiar las direcciones de las carteras de criptomonedas de los usuarios en el portapapeles del dispositivo infectado. Dado que las operaciones realizadas no se pueden anular y es anónimo, cualquier robo de datos no tiene solución. [6]

Por otro lado, la sociedad podría transformarse significativamente si el uso del bitcoin consiguiera ser más o menos generalizado. Los bancos centrales verían limitada su influencia sobre los sistemas de pago, regulación, estabilidad financiera, política monetaria y estabilidad de precios.​ El anonimato de Bitcoin puede simplificar la compra de drogas y otras mercancías ilegales, el lavado de dinero y la evasión de impuestos.​ Los gobiernos podrían trasladar la presión impositiva hacia otros activos más fáciles de vigilar para compensar las pérdidas de ingresos.

En mayo de 2013, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos empezó a investigar a la web Mt. Gox, [6] ​ empezando en octubre del mismo año la actuación del Federal Bureau of Investigation (FBI) contra la web Silk Road. [6] ​ La bancarrota de la plataforma de intercambio Mt.Gox, que en febrero de 2014 desapareció con 650 000 bitcoines de sus depositantes, [6] ​ alertó sobre la conveniencia de regulación de este tipo de entidades. Tras el colapso, la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, informó que Bitcoin es una innovación que se encuentra al margen del sistema bancario y que por tanto no estaba autorizada para regularlo. [6] ​ El Banco Central Europeo indica que no existe protección de depósitos para fondos en bitcoines, y que es el propio usuario el que debe hacer frente directamente a todos esos riesgos.​

La operación normal de Bitcoin se realiza bajo el supuesto de la libre y permanente disponibilidad de la conexión a otros computadores a través de Internet. En tiempo de guerra, diversos factores como eventuales ataques militares a la infraestructura de Internet o prohibiciones gubernamentales de conexión al exterior (de forma similar a las hoy existentes en Turquía o China) podrían obstaculizar la verificación de las transacciones de bitcoines.

Como el bitcoin no está respaldado por el gobierno de ningún país, no se rige por la normativa del Fondo Monetario Internacional. Por esta razón, si el bitcoin alcanzare un valor significativo, podría llegar a suponer una amenaza a la estabilidad de las divisas mediante la puesta en marcha de ataques especulativos, a no ser que el propio Fondo Monetario Internacional desarrollara algún método fuera de la normativa actual para evitarlo. [6]

Tailandia y China fueron los primeros países en prohibir el uso del bitcoin al entender que «no cumplen los requisitos para ser considerados una moneda de curso legal», no pudiendo usarse como moneda, aunque esto no desautoriza su uso entre los ciudadanos bajo su propio riesgo. [6]

En Colombia, la Superintendencia Financiera publicó una circular en marzo de 2014 (carta circular 29 de marzo de 2014), en la cual se advierte sobre los riesgos implicados en las operaciones realizadas con monedas virtuales como el Bitcoin, y recuerda que las entidades vigiladas por la Superintendencia «(...) no están autorizadas para custodiar, invertir ni intermediar con estos instrumentos», ya que el Bitcoin no se considera un activo que tenga equivalencia con la moneda legal de curso en Colombia. De acuerdo con los criterios emitidos por el Fondo Monetario Internacional, tampoco se lo considera una divisa, «(...)ya que no cuenta con el respaldo de los bancos centrales de otros países». Sin embargo, esto no constituye una prohibición para que los ciudadanos empleen y efectúen intercambios con esta moneda, aunque la circular es clara al especificar que la responsabilidad de conocer y asumir los riesgos relativos al uso de la misma corresponde totalmente a las personas. [6]

En otoño de 2015, el bitcoin aumentó su valor un 97 %, superando los $490. El Financial Times realizó un estudio y concluyó que esa rápida tasa de crecimiento estaba asociada a la popularidad de las redes socio-financieras MMM del empresario ruso Serguéi Mavrodi. [102]

En noviembre de 2015 a raíz de los atentados atribuidos a ISIS en París, Bitcoin volvió a saltar a los titulares, apuntándose como una de las posibles vías de financiación que podrían estar utilizando los grupos terroristas. Pese a que no se presentó ninguna evidencia concluyente, la Unión Europea estudia métodos de control para todos aquellos medios que sirvan para realizar transacciones no bancarias. [103]

Software

Programas cliente

Image
Captura de pantalla de Electrum.

Aunque existen monedas​ y billetes fabricados por particulares y empresas, normalmente para poder comerciar con bitcoines se utilizan programas cliente,​ que pueden ser aplicaciones nativas o aplicaciones web.

Aplicaciones nativas

Las aplicaciones nativas [104] [106] ​ se instalan o se ejecutan directamente en ordenadores o en dispositivos móviles.​ También pueden ejecutarse automáticamente cuando el usuario clica en un navegador web sobre un enlace que cumple con el formato del URI scheme de bitcoin según la especificación registrada en IANA. [107]

Bitcoin Core es el único programa que implementa totalmente el protocolo, protegiendo la red, y se considera la referencia en la que se apoyan el resto de clientes existentes. Bitcoin Core necesita descargar completamente la cadena de bloques y almacenarla localmente, que a junio de 2018 ocupa aproximadamente 175 GB, [108] ​ lo que puede llegar a tardar varios días. Su uso solo se recomienda para usuarios avanzados que deseen aportar a la estabilidad de la red.

Aplicaciones web

Las aplicaciones web solo necesitan de un navegador, y por tanto están accesibles desde todas las plataformas, ya sean de escritorio ( Windows, Linux, Mac OS X) o móviles ( Android, iPhone, BlackBerry, tabletas, etc).

Algunas aplicaciones web proporcionan seguridad adicional en el acceso a los bitcoines mediante la utilización de autenticación de dos factores con mensajes SMS, correo electrónico, dispositivos específicos y Google Authenticator. [110]

Comercio electrónico

Existen complementos para la mayor parte de las plataformas de comercio electrónico, como WordPress, Drupal, Zen Cart, PrestaShop, Magento y otras. [7]

A partir de una única semilla, algunos comerciantes generan carteras deterministas cuyas direcciones Bitcoin se pueden asignar a un pagador diferente para simplificar su seguimiento. Se utiliza el término cartera determinista para indicar que todas las direcciones de esa cartera están completamente determinadas por la semilla. Es decir, es suficiente con proteger la semilla para generar consistentemente la misma secuencia de direcciones Bitcoin de las que se tiene el control. Las direcciones generadas por una única semilla son virtualmente ilimitadas. [7]

Programación

Bitcoin Core proporciona una API en JSON-RPC para acceder a la red Bitcoin. [7] ​ Es habitual que los desarrolladores prefieran programar en modo regtest , que permite desarrollar en una cadena de bloques privada con control total del entorno, creación de transacciones con confirmaciones instantáneas y sin necesidad de gastar bitcoines reales. [7]

BitcoinJ es una biblioteca popular para el lenguaje Java. [7] [7] [7] ​ Se conecta directamente a la red Bitcoin, no necesita de entidades de confianza y descarga una versión reducida de la cadena de bloques. Forma parte del código de Multibit [7] ​ y del Bitcoin Wallet para Android y Blackberry OS. [7] ​ También se puede acceder a BitcoinJ en Ruby a través de JRuby.

Pycoin es una biblioteca popular para Python. [7] ​ A su vez, BitcoinJS es una biblioteca popular para Javascript. [121] ​ Bitcore proporciona una API para acceder a la red Bitcoin a través de Javascript y Node.js. [122] [123]

Tratamiento de bitcoines

Intercambio

Image
Cartera hardware Trezor

Todas las plataformas guardan la cartera electrónica en un fichero con extensión .dat . La mayor parte de los clientes actuales permiten el cifrado de este fichero, de forma que se limite que algún malware pueda tener acceso directo a las claves privadas contenidas en él. Sin embargo, su seguridad no es total, ya que es posible que keyloggers (capturadores de tecleos) maliciosos registren las pulsaciones del teclado para capturar la contraseña de cifrado y, en última instancia, tramiten el robo de fondos.

Para poder llevar a cabo transferencias completamente seguras, algunos clientes permiten firmar transacciones en modo desconectado, de forma que las claves privadas nunca estén conectadas a la red, y el riesgo de robo por software malicioso sea nulo. [125]

Por otro lado, el propio protocolo Bitcoin permite el uso de multifirma, que también reduce prácticamente a cero el riesgo de robo de fondos, ya que para poder lanzar una transacción se necesitaría más de una clave privada, [126] ​ que pueden estar guardadas en dispositivos diferentes.

Almacenamiento

Además del uso habitual de los bitcoines como medio de intercambio, muchos usuarios también lo utilizan como almacén de valor. Para ello es obligado tomar precauciones similares con la cartera electrónica a las que se tendrían protegiendo el dinero en efectivo, ya que al igual que este último, los bitcoines tienen como beneficiario al portador y, al igual que aquel, es difícil seguirle la pista.

La forma más habitual de proteger los bitcoines es realizar varias copias idénticas de la cartera, cifradas con una contraseña fuerte, y guardarlas físicamente en varios soportes USB y en la nube. Algunos usuarios más avanzados prefieren el uso de herramientas para generar particiones secretas que permiten negación plausible, la aplicación de esteganografía, o incluso generar la clave privada únicamente a partir de una frase memorizada, [58] ​ sin necesidad de ningún soporte físico.

Otros optan simplemente por imprimir en papel la clave privada en formato numérico o en QR y guardarla en un lugar seguro. [128]

Privacidad

Image
Cajero automático

Si un usuario quiere funcionar de manera anónima en la red, es condición indispensable que no haga pública la relación entre su identidad en la vida real y sus direcciones Bitcoin. [18] ​ Por otro lado, algunas organizaciones e individuos pueden asociar de manera intencionada sus identidades con sus direcciones para proporcionar un cierto grado de transparencia. Por esta razón, algunos autores prefieren clasificar a Bitcoin como una red basada en seudónimos en lugar de una red anónima. El uso de seudónimos, al contrario que el anonimato, ofrece la posibilidad de generar una reputación y confianza entre los usuarios.

Para facilitar el análisis de todos los movimientos, varios sitios web proporcionan información actualizada de todas las transacciones, incluyendo variables agregadas como el número de bitcoines en circulación, número de transacciones por hora y tarifas de transacción en cada instante.​ La representación gráfica habitual para auditorías limitadas se hace a través de dendrogramas. [129]

Como el núcleo del protocolo Bitcoin no cifra ningún tipo de información, todas las transacciones son públicas [55] ​ y cualquier observador externo puede analizar en cualquier momento su contenido, el origen y el destino de todos los mensajes. Esta característica contrasta con el modelo bancario tradicional que oculta las transacciones del escrutinio público. [55]

Protocolo

El protocolo Bitcoin se apoya sobre la pila de protocolos TCP/IP aprovechando los servicios de TCP, normalmente a través del puerto 8333 aunque se puede cambiar. [130] ​ A partir de este protocolo se construye una red de nodos superpuesta a Internet. Los nodos de la red forman una red de pares donde todos los nodos pueden igualmente proveer y consumir servicios mientras colaboran vía un servicio de consenso. [131]

Direcciones

Todo participante de la red Bitcoin tiene una cartera electrónica que contiene un número arbitrario de claves criptográficas. A partir de la clave pública, se obtiene la dirección Bitcoin, que funciona como la entidad remitente y receptora para todos los pagos. Su clave privada correspondiente autoriza el pago solo para ese usuario. Las direcciones no tienen ninguna información sobre su dueño, son generalmente anónimas y no requieren de ningún contacto con los nodos de la red para su generación. [132] ​ Un participante de la red Bitcoin puede tener varias direcciones de Bitcoin. [133]

Las direcciones son secuencias alfanuméricas aleatorias de 33 caracteres de longitud, en formato legible para personas, como puede verse en este ejemplo: 1LtU9rMsQ41rCqsJAvMtw89TA5XT2dW7f9 . Utilizan una codificación en Base58, que resulta de eliminar los siguientes seis caracteres del sistema Base64: 0 (cero), I (i mayúscula), O (o mayúscula), l (L minúscula), + (más) y / (barra). De esta forma, se componen únicamente de caracteres alfanuméricos que se distinguen entre sí en cualquier tipo de letra. Las direcciones Bitcoin también incluyen una suma de verificación de 32 bits​ para detectar cambios accidentales en la secuencia de caracteres. [134]

Transacciones

Los bitcoines contienen la dirección pública de su dueño. Cuando un usuario A transfiere algo a un usuario B , A entrega la propiedad agregando la clave pública de B y firmando con su clave privada. [135] A entonces incluye esos bitcoines en una transacción , y la difunde a los nodos de la red P2P a los que está conectado. Estos nodos validan las firmas criptográficas y el valor de la transacción antes de aceptarla y retransmitirla. Este procedimiento propaga la transacción de manera indefinida hasta alcanzar a todos los nodos de la red P2P. Finalmente la transacción es validada por un nodo minero y es incluida en un bloque de transacciones que es agregado a la cadena de bloques. Una vez que se encuentra en la cadena de bloques y ha sido confirmada por un número suficiente de bloques subsecuentes, la transacción es una parte permanente de la cadena de bloques y es aceptada por todos los participantes. [136]

En la validación de una transacción se verifica la existencia de fondos suficientes. Para ello se tendría que recorrer toda la cadena de bloques hasta encontrar el que contiene la transacción origen. Después se tendría que recorrer todos los bloques posteriores para asegurar que esa transacción no se ha utilizado anteriormente. Todo este proceso requeriría recursos computacionales importantes. Para optimizarlos, los nodos crean una tabla de salidas de transacción no gastadas (UTXO, del inglés unspent transaction output ) que funciona como una caché. Una UTXO solo puede ser gastada por un dueño específico (el que posee la clave privada), está almacenada en la cadena de bloques y es reconocida por toda la red. Los nodos de la red llevan un seguimiento de las UTXO. Para ello realizan un barrido de la cadena de bloques verificando las transacciones y se anotan en esta caché las transacciones de salida que no sen han gastado. Para cada transacción se borran de la caché las transacciones de entrada y se añaden las de salida dejando la caché como una lista actualizada de todas las transacciones de salida utilizables. Con esta lista ya no es necesario recorrer nuevamente la cadena de bloques, basta con verificar si la transacción de salida que se quiere usar está en la caché . [137] [136]

El concepto de balance total de un usuario no existe, solo existe un conjunto de UTXO distribuidas a lo largo de la cadena de bloques las cuales pueden ser transferidas por el usuario que posea la clave privada. Los programas de cartera calculan el balance al recorrer la cadena de bloques y agregar cada UTXO que le pertenezca al usuario. [136]

Una UTXO puede tener un valor arbitrario y este valor es indivisible. Si una UTXO es mayor que el valor que se desea transferir, esta se debe consumir en su totalidad y el cambio correspondiente, otra UTXO, se debe generar en la transacción. Las UTXO gastadas en la transacción son llamadas entradas y las generadas por la misma transacción son llamadas salidas. La excepción a la cadena de salidas y entradas es un tipo especial de transacción llamada de acuñado o de coinbase , la cual es la primera transacción de cada bloque. Esta es colocada por el minero ganador y crea una nueva moneda que se entrega como recompensa por el minado. [136]

Construcción de la cadena de bloques

Image
La cadena principal (negro) es la serie más larga desde el origen (verde). Los bloques huérfanos aparecen en lila.

Todos los nodos que forman parte de la red Bitcoin mantienen una lista colectiva de todas las transacciones conocidas en una cadena de bloques. Para ello los nodos generadores de los bloques, también llamados mineros meten en la cabecera de dichos bloques el hash o resumen​ del último bloque de la cadena más larga de la que tienen conocimiento, [138] ​ así como las nuevas transacciones publicadas en la red. Cuando un minero encuentra un nuevo bloque, lo transmite al resto de los nodos a los que está conectado. En el caso de que resulte un bloque válido, estos nodos lo agregan a la cadena y lo vuelven a retransmitir. Este proceso se repite indefinidamente hasta que el bloque ha alcanzado todos los nodos de la red. Por tanto la cadena de bloques contiene el historial de posesión de todas las monedas desde la dirección-creadora a la dirección del actual dueño. [139] ​ Por lo tanto, si un usuario intenta reutilizar monedas que ya usó, la red rechazará la transacción.

Minado

A la generación de bloques se le conoce como «minado» o «extracción», por analogía con la minería del oro. [12] ​ Todos los mineros de la red compiten para ser los primeros en encontrar la solución al problema criptográfico de su bloque candidato actual, mediante un sistema de pruebas de trabajo, resolviendo un problema que requiere varios intentos repetitivos, por fuerza bruta,​ no determinista, de manera que se evita que mineros con gran nivel de procesamiento dejen fuera a los más pequeños. De esta forma, la frecuencia de localización de cada bloque sigue una distribución de Poisson y la probabilidad de que un minero lo encuentre depende del poder computacional con el que contribuye a la red en relación al poder computacional de todos los nodos combinados, [141] ​ lo que permite que el sistema funcione de manera descentralizada. Los nodos que reciben el nuevo bloque solucionado lo validan antes de aceptarlo, agregándolo a la cadena. La validación de la solución proporcionada por el minero es trivial y se realiza inmediatamente.

El objetivo concreto de los mineros es buscar un nonce correcto para el bloque de forma que el bloque completo satisfaga cierta condición. Esta condición es que el doble hash SHA-256 del bloque tenga un cierto número de ceros iniciales.

Todo este proceso de prueba-error es simplemente para hacer difícil la generación de bloques. Podría usarse cualquier otro mecanismo. La energía usada para reintentar hasta encontrar el nonce se pierde para siempre. Es simplemente una prueba de trabajo. Normalmente para hallar un nonce se comienza en 0 y se va incrementando en uno cada hash hasta que se desborda el valor del nonce (4 bytes). Cuando se desborda se varía el valor de hash de la raíz del árbol de Merkle.

Reajuste de dificultad de minado

Según el protocolo solo debe salir un bloque válido cada diez minutos independientemente de cuánto trabajo haga la red. Así que la red tiene que actualizar la dificultad de forma que los futuros bloques requieran condiciones más o menos estrictas. Para calcularlo se mide el tiempo que se tardó en encontrar los últimos 2.016 bloques, se compara con el tiempo de 20.160 minutos. Se calcula de este modo la relación entre el intervalo de tiempo real y el intervalo de tiempo y realiza el ajuste correspondiente de la dificultad, hacia arriba o hacia abajo. Al ser la red Bitcoin una red descentralizada de nodos, la reasignación de la dificultad se produce de forma automática y en cada nodo independientemente. Cada 2.016 bloques, todos los nodos reorientan la dificultad

Para evitar la volatilidad extrema en la dificultad, el ajuste de reasignación de la dificultad como máximo puede ampliarse en cada ciclo de 2016 bloques por un factor de cuatro. Por ello, si se da el caso de que la dificultad requerida durante un ciclo es mayor que un factor de cuatro, se ajustará por el máximo, pero nunca más. Cualquier otro ajuste se llevará a cabo en el próximo ciclo. Esto evita la volatilidad extrema en la dificultad, pero como consecuencia, provoca también que las grandes discrepancias entre el poder de hash y la dificultad puedan tardar varios ciclos en equilibrarse.

En la dificultad actual, la posibilidad de que un hash tenga éxito es un poco menos de uno de cada . Para medir la capacidad de un equipo para generar hashes o resúmenes de los datos, se utiliza la medida hash /segundo. Actualmente, los mineros de la red Bitcoin están haciendo cerca de tres mil millones gigahashes por segundo.

Financiación de la minería

La minería está financiada en su mayoría por la recompensa de 12.5  BTC por bloque (este valor se reducirá a la mitad cada 210 000 bloques), y un poco por las comisiones voluntarias de transacción (tasas pagadas por los usuarios que envían las transacciones para incentivar para que el minero incluya la transacción en su bloque), unos 1.3 bitcoines por bloque. En los sistemas de cambio actuales la recompensa minera resuelve a cerca de 15 000 dólares por bloque. Por cada transacción, los mineros están recibiendo alrededor de 34 dólares en recompensa 0.65 dólares en honorarios.

Como el premio por bloque disminuye con el paso del tiempo, en el largo plazo la gran parte de la las recompensas de los mineros provendrán únicamente de las tarifas de transacción. [132]

Minería colaborativa

Debido a la dificultad creciente de los protocolos de criptominado, la minería normalmente se realiza en fondos comunes de minería , donde un grupo de mineros aporta todo su trabajo al fondo y se reparten beneficios según su potencia de minado aportada. Si uno mina por su cuenta, es posible extraer con éxito un bloque y obtener sus 12.5 bitcoines más comisiones al cabo de unos años. En la minería como parte de un grupo, se puede obtener una fracción de un bitcoin todos los días en su lugar, que para la mayoría de la gente es lo preferible.

Rendimiento computacional de la minería
Image
Dificultad relativa de minería,​ la escala es logarítmica.​

Las estrategias para la extracción de bitcoines se han ido perfeccionando progresivamente. En los primeros meses de funcionamiento de la red era posible extraer en solitario con una CPU estándar y obtener un bloque y sus 50 BTC asociados con una frecuencia relativamente alta. Posteriormente, la aparición de software de minería adaptado a tarjetas gráficas, mucho más eficiente, desplazó completamente a las CPU. La minería por GPU se fue profesionalizando, con grandes instalaciones en países con energía barata, configuraciones personalizadas realizando subidas de frecuencias de manera generalizada a los procesadores y sistemas especiales de refrigeración. Con el aumento sostenido de la dificultad, los mineros comenzaron a organizarse en fondos comunes de minería ( mining pools , pools o simplemente fondos ) para extraer monedas de manera colectiva, [142] ​ desplazando así a los mineros en solitario que podían tardar meses o incluso años en encontrar un bloque de manera individual. El propietario del fondo se lleva una comisión por encontrar un bloque. Los fondos también compiten entre ellos para intentar atraer al mayor número de mineros.

Durante el año 2013 se inició la distribución de diversas FPGA y ASIC para extraer bitcoines de manera más eficiente. [144] ​ Si con la minería con CPU y tarjetas gráficas, el coste de explotación provenía fundamentalmente del gasto energético, la comercialización de equipos especializados de bajo consumo está desplazando las inversiones de los mineros hacia hardware más sofisticado, e indirectamente hacia la investigación necesaria para el desarrollo de estos productos.

En junio de 2018, la dificultad alcanzó por primera vez el valor de 5 billones, [145] ​ superando por primera vez los 35 exa hashes por segundo​ de potencia de procesamiento (35 000 000 000 000 000 000 de hashes por segundo).

Motivación del minado

Bitcoin podría operar perfectamente sin prueba de trabajo, siempre que todos los participantes fueran perfectamente honestos y altruistas. La prueba de trabajo es un método para establecer un consenso entre un número de personas interesadas, ninguna de las cuales está subordinada a otra, y existen incentivos considerables para resistirse a dicho consenso.

Antes de que un bloque nuevo sea generado, puede que haya muchos pagos pululando por la red sin existir respuesta objetiva acerca de qué pagos deberían validarse. Algunos podrían no ser válidos, así que todos deben comprobarse. Algunos pueden no incluir una tasa de transacción, así que debe decidirse si dejar a estos gorrones pasar, o si ignorarlos. Finalmente, podría haber un conjunto de dos o más pagos que no pueden ser válidos simultáneamente. Por ejemplo, si alguien intenta gastar los mismos bitcoines en dos transacciones que aún no se han confirmado, habría que tomar una decisión sobre qué pago permitir.

De este modo, para un conjunto de pagos dado, pueden existir muchos bloques posibles que pueden construirse con ellos, ninguno de los cuales es objetivamente el más correcto. Tampoco habrá necesariamente un acuerdo acerca de qué resultado es preferible, porque los distintos bloques posibles benefician a distintas personas. Primeramente, está el beneficio que surge de generar un bloque en forma de bitcoines nuevos. Esto es necesario porque, si no existiera, habría muy poco incentivo para hacer la contabilidad para empezar. Con esta recompensa, cada minero naturalmente prefiere que el nuevo bloque sea su propuesta, y no la de cualquier otro.

Además puede haber comportamientos malintencionados. Por ejemplo un minero podría negarse a validar las transacciones procedentes de su enemigo, o podría mostrarse más o menos altruista con las tarifas por transacción que aceptará. Podría incluso proponerse estafar a alguien mediante el doble gasto: él mandaría un pago a la víctima a cambio de un bien determinado, pero solo confirmaría otro pago que hace a una cartera de su propiedad y que está en conflicto con el primero; esto invalidaría el primer pago, y acabaría quedándose con un bien por el que no ha pagado.

Para evitar que se hagan manipulaciones interesadas Bitcoin añade requerimientos extra al protocolo que incrementan enormemente el coste de la deserción. Los bloques se generan aleatoriamente mediante un cálculo muy difícil, que requiere muchos recursos computacionales, y solo se propone un único bloque a la vez. Es anunciado y verificado por la mayoría de otros nodos (lo cual es fácil verificando los hashes o resúmenes). Cuando un bloque ha sido propuesto, los mineros tienen la opción de continuar buscando un bloque alternativo que les sea más favorable, o aceptar la propuesta (dar por verificado) y luego pasar a buscar el siguiente. Alguien que acepta el último bloque propuesto entiende que está siguiendo un proceso de consenso natural y que, si tiene la suerte de generar el siguiente bloque, será probablemente aceptado por las mismas razones que él aceptó el anterior. Por el otro lado, la opción de esperar e intentar encontrar un bloque más favorable para él es muy arriesgada, porque entonces tendría que convencer a un número suficiente de mineros de que podrá establecer un nuevo consenso, para que le sigan.

La regla general es que el primer bloque minado nunca es egoísta, porque nadie puede planear ser el primero en resolverlo. Uno solo puede ser el primero con suerte. Cualquiera que se desmarque de ese bloque levantará sospechas, porque tiene que rechazar una alternativa perfectamente válida y supuestamente altruista, y convencer a los demás de que hagan lo mismo; algo nada fácil de hacer.

La fortaleza de la firma realizada por la red Bitcoin es directamente proporcional al poder computacional total de todos los mineros. Cuanto mayor sea más difícil será (más poder computacional) cambiar la cadena de consenso . En esto se basa el protocolo de consenso de bitcoin , el cual puede manejar fallos bizantinos.

Si se quiere cambiar un bloque de la cadena, cada bloque que viene después de ese bloque tiene que volver a hacerse su hash y rehacer el trabajo. Esto hace que sea esencialmente imposible modificar un bloque.

Críticas
  • Concentración del poder de creación de bloques: la especialización del proceso de minado, para hacerlo rentable, está provocando que el poder para crear bloques se esté centralizando en aquellos que emplean economías de escala para competir [146] ​ y que además estas entidades no tienen por qué tener muchos BTC por lo que pueden no estar involucradas en el buen funcionamiento de la red. Este es el origen del uso de protocolos de consenso por prueba de participación. [147] ​ Otra solución sería usar algoritmos por prueba de trabajo resistentes a tecnologías ASIC por ejemplo basándose en gastar recursos de almacenamiento en lugar de en recursos de CPU. [148]
  • Despilfarro de recursos en la minería: la cantidad de trabajo computacional que hoy día se gasta en el proceso de minería es extraordinario. Se critica del algoritmo de consenso de Bitcoin que todo ese trabajo que se realiza no se malgaste inútilmente reintentando hasta conseguir un valor hash con ciertas propiedades. Se podría aprovechar los cálculos para obtener algún beneficio para la sociedad. Se diría que se tiene un algoritmo de prueba de trabajo útil. Por ejemplo el algoritmo de consenso de Primecoin (buscan primos con ciertas características) y de Permacoin (basado en almacenamiento distribuido de información). [148]

Redes superpuestas

Sobre las facilidades que ofrece el protocolo Bitcoin, se han construido redes superpuestas (usan un protocolo superpuesto al de Bitcoin) para desarrollar tareas que el protocolo Bitcoin no puede desarrollar, añadiendo así nuevas características y funciones. La principal ha sido poder emitir, monitorear y transferir representaciones virtuales de activos externos a la cadena de bloques dando lugar los servicios de la llamada Blockchain 2.0 . Todas estas redes usan cadena de bloques de Bitcoin para distintas tareas como por ejemplo sello de tiempo o validar su trabajo. Todas las redes superpuestas sobre el protocolo bitcoin tienen en común su conexión a la cadena de bloques de bitcoin, de la cual aprovechan su efecto red para lograr liquidez sin tener que arrancar su propia criptomoneda o cadena de bloques tal y como requieren otras soluciones como Ethereum. [2] [149]

Tipos de estas redes superpuestas son: [2] [150] [2]

  • Las monedas coloreadas son pequeñas fracciones de bitcóin a los que se les ha dado una especial significado añadiéndole un atributo, al que metafóricamente se le llama color . De esta forma se permite que esa cantidad de bitcoin represente un activo específico. En las monedas coloreadas solo requiere el uso de bitcoines. El activo que representan puede ser una acción de una empresa, un lingote de oro, un dólar o un euro, un derivado, el título de propiedad de una casa, un voto o en general cualquier cosa. La fracción de bitcóin sigue siendo válida y se podría usar, sin embargo no se suele usar como moneda porque tiene más valor como certificado que representa a un activo para comerciar con él. [2]
  • Otras redes superpuestas introducen activos del mundo real en la cadena de bloques de Bitcoin, pero para ello, en lugar de usar directamente fracciones de bitcóin como hacen las monedas coloreadas, introducen el uso de otras monedas a las que se llama metacoin , aunque las transacciones finales sí quedan registradas en la cadena de bloques de Bitcoin. Ejemplos de este tipo de redes son Counterparty y Mastercoin.
  • Las llamadas cadenas laterales son redes superpuestas que tienen su propia cadena de bloques pero que están conectadas a la de Bitcoin. Ejemplos de este tipo de redes son Liquid y RootStock .

Algunos agrupan las redes con monedas coloreadas y las que usan metacoins en la denominación tókenes con marca de agua (en inglés watermarked token ), queriendo indicar que se trata de una cantidad concreta de bitcoin que es rastreada sobre la cadena de bloques y actúa como una representación de un activo exógeno a la cadena misma (representan un valor externo). [149]

El futuro del bitcóin

Actualmente existen distintas corrientes de opinión sobre el futuro del bitcóin.

Para algunas corrientes detractoras «Existe un riesgo muy elevado de colapso del bitcoin que, según muchos economistas, tiene un valor real de cero. El bitcóin es hoy en día una mina a la deriva y casi todos los reguladores financieros advierten contra él» (diciembre de 2017). [2] ​ Al tratarse de un sistema carente de respaldo alguno, ni de gobiernos ni de entidad económica ni financiera, frente a esa eventualidad sus poseedores se encontrarán indefensos.

si el bitcoin y otras monedas virtuales resultan un fiasco ¿aceptarán su responsabilidad, personal e intransferible y pagarán los costes debidos o, por el contrario, pedirán reparaciones, reclamarán compensaciones y culparán a los gobiernos y a los reguladores de un eventual fracaso? Porque la especulación se alimenta con frecuencia de la excusa "Nadie me lo impidió" como depuración exculpatoria. El reverso de esta falacia es la tendencia natural de la regulación a ignorar los riesgos potenciales y acudir con la lengua fuera a sofocar los daños cuando ya se han producido.

, 26/11/2017

El bitcóin, a finales de 2017, supera y multiplica los umbrales que expertos en las corrientes de la economía tradicional utilizan para detectar las burbujas financieras y situaciones de colapso: sobrevaloración especulativa y volatilidad. Otros factores que son difíciles de evaluar y que pueden condicionar o impedir la viabilidad del bitcóin serían los siguientes, [2] ​ todos ellos en medio de una crisis importante de la deuda y la masa monetaria fiduciaria. [2]

  • Regulación o restricciones de acceso a la red Bitcoin por parte de los gobiernos.
  • Aceptación en el comercio electrónico y en tiendas.
  • Disponibilidad, popularidad y eficacia de otras formas de pago presentes o futuras.
  • Ataques por botnets u otros agentes, consiguiendo más del cincuenta por ciento de la potencia de cálculo de la minería.
  • Ampliaciones y nuevas versiones del protocolo que den lugar a vulnerabilidades críticas.
  • Reclamaciones por derechos de propiedad intelectual.
  • Adopción de otro tipo de moneda digital que compita con el bitcoin.

Para otros, el bitcóin tiene un futuro prometedor como activo con todas las propiedades que un bien de cambio puede tener: unidad de cuenta, reserva de valor y moneda de uso corriente. Existiendo multitud de teorías sobre el avance exponencial del bitcóin como elemento tractor de la nueva economía e internet de valor .

En 2017, Bitcoin ha sufrido distintas amenazas y ataques [2] ​desde frentes mediáticos, políticos, técnicos y económicos. Saliendo airoso de todos ellos e imponiéndose como criptomoneda de referencia en el naciente clúster empresarial de la criptoeconomía.

Técnicamente el Bitcoin está en permanente evolución con una nutrida comunidad de desarrolladores y probadores beta, algunas de las cuales:

  • Canales de pago (micropagos) o Lightning Network. [8]
  • Sidechains o capas de valor añadido con contratos inteligentes con RSK. [8]
  • Mejoras en los aspectos de anonimato.
  • Avances en la facilidad de uso para los usuarios.

El capítulo Bitcoin for Dummies de la serie The Good Wife trata de forma escénica las particularidades de una moneda digital llamada bitcóin y el juicio a su presunto inventor. [8]

El capítulo Bit By Bit de la serie CSI: Cyber relata la persecución a los ladrones de una joyería, cuya intención real no es el robo de joyas sino el de los bitcoines allí guardados. [8] [8]

En el capítulo Yellow Subterfuge , séptimo episodio de la vigésimoquinta temporada de la serie animada Los Simpson , Krusty el Payaso es llevado a la bancarrota tras el desplome del mercado Bitcoin. Asimismo, en el capítulo Clown in the Dumps , perteneciente a la vigesimosexta temporada, se aprecia un cartel grande que dice: «¡Envíeme su dinero de almuerzo en línea! Aceptamos bitcoin» durante la escena de apertura. [8]

En la película Dope , el protagonista vende la droga que ha acabado involuntariamente en su poder a través de la web profunda mediante Bitcoin. Las entradas para ver la película en el cine se podían adquirir con bitcoines. [8]

La serie Mr. Robot , en su episodio número 11 de la segunda temporada, hace referencia al miedo de algunas corporaciones y miembros del gobierno a que Bitcoin se extienda, así como al miedo de los partidarios de Bitcoin a que se convierta en una herramienta de las mismas instituciones a las que intenta transformar. [8] [8]

El capítulo El enredo del Bitcoin de la serie The Big Bang Theory relata la búsqueda de un monedero de bitcoines que los protagonistas olvidaron años atrás en un ordenador portátil. [8]

En la serie Grey's Anatomy en la temporada 14 durante dos capítulos se habla acerca de las bitcoines ya que se basa en un hackeo al Grey Sloan Memorial parando por completo el servicio médico a menos que se pague un rescate con bitcoines.